¿Qué cuidados necesita un cachorro?

Te acabas de convertir en papá o mamá de un pequeño cachorro, y te asaltan un millón de preguntas. Darle la bienvenida a tu hogar, traerá consigo momentos inolvidables y nuevos recuerdos, pero también llegarán cambios y nuevas rutinas para favorecer su adaptación.

Cuando vemos a un cachorro, tan pequeño, nos parece frágil y vulnerable.Pero nada más lejos de la realidad. Los cachorros son mucho más fuertes y resistentes de lo que creemos. Toma nota sobre nuestras recomendaciones y consejos para facilitar la llegada del nuevo miembro de la familia.

Camada perros recién nacidos

Desde el primer minuto de vida, los cachorros tienen dos necesidades básicas: la alimentación y la protección. Durante las 3 primeras semanas, los cachorros deben alimentarse exclusivamente de leche materna.En caso de no ser posible, deberás encargarte tú mismo. Para ello, en el mercado encontrarás diferentes productos de leche maternizada para cachorros. 

A partir de la cuarta semana, deberás iniciar el proceso de cambio en la alimentación introduciendo progresivamente alimentos sólidos y, creando papillas combinadas con pienso de iniciación. 

Por otro lado, la protección también es fundamental, ya que durante las primeras semanas de vida están predispuestos a la hipotermia. Es decir, no saben regular correctamente su temperatura corporal. También deberemos prestar atención a la deshidratación. Su sistema inmunológico aún se está desarrollando por lo que deben comer con frecuencia, y beber de forma regular.

Prepara tu casa para recibirlo

cachorro jugando con una pelota en el salón de casa

La llegada de un cachorro trae consigo algunos cambios, rutinas y preparativos que debemos preparar con antelación. En esta etapa de primer contacto y adaptación tendremos que ser pacientes y darnos tiempo hasta que se aprendan las nuevas rutinas. 

    • Planifica con antelación: adquiere productos de alimentación y accesorios, cama para dormir, champú o jabón específico para perros, accesorios de paseo (collar, correa, bolsa de deposiciones), juguetes, etc. 
    • Establece la zona del cachorro: proporcionar una zona de la casa lo suficientemente grande para albergar su cama y accesorios de alimentación (cuencos de agua y comida). Se recomienda que este lugar se sitúe en la zona de la casa donde se hace más vida familiar. 
    • Establece horarios: las rutinas favorecen la adaptación de tu cachorro. Debes marcar horarios para alimentarlo, sacarlo a pasear o jugar con él. Hasta que estos hábitos se conviertan en una rutina deberás tener paciencia y colaboración por parte de todos los miembros de la familia. 
    • Visita al veterinario: para iniciar el historial médico y realizar todas las vacunas correspondientes. 

Productos para el cuidado de tu cachorro 

    • Accesorios de alimentación: apuesta por comederos y bebederos de acero inoxidable. Son resistentes y fáciles de limpiar. Puedes escoger diferentes formas para que se adapten a las necesidades de tu perro.
    • Cama para dormir: encontrarás una amplia gama de formas y tamaños para que se adapten al tamaño de tu perro. Puedes adquirir diferentes tamaños para que se adapten al crecimiento de tu cachorro.
    • Productos de higiene: el pelaje es la principal barrera protectora de los perros. Apuesta por champús o geles naturales específicos para perros. Si tu cachorro es de pelo largo, no te olvides de comprar un cepillo de cerdas adecuado a su tipo de pelaje.
    • Juguetes para morder: durante la etapa de desarrollo de la dentadura, tu cachorro necesitará mordedores para aliviar el dolor de encías. 
    • Collar y correa para perros: accesorios esenciales para disfrutar de un agradable paseo. Se recomienda utilizar una correa fija para manejarlo mejor. En WELPE, puedes encontrar diferentes collares creativos para triunfar en cada paseo.
    • Chapa identificativas y microchips: para facilitar la identificación de tu mascota. A través de las chapas identificativas puedes personalizar e incorporar el nombre de tu mascota y también, añadir un teléfono de contacto en casa de pérdida. 

Consejos para pasearlo: collar y correa

Los paseos forman parte del proceso de socialización de un perro, así como del aprendizaje del entorno y del vínculo entre los miembros de la familia. En los cachorros o perros jóvenes, estos paseos aún son más importantes ya que son la fuente para canalizar toda su energía. Es una vía de escape para reducir el estrés y la ansiedad. 

perro oliendo el césped mientras luce un arnés WELPE

Antes de iniciar los paseos, tu cachorro debe haber superado el proceso de desparasitación y tener completas las primeras vacunas obligatorias. Este proceso se suele completar entre los 3 y 4 meses de edad. 

Tras superar esta fase inicial, deberás realizar el proceso de adaptación al collar y la correa. Es muy importante que antes de ponerle el collar o el arnés, le dejes un tiempo para olisquear. El olfato es el sentido principal de los perros. Después puedes ir poniéndole el collar a ratos e ir aumentando el tiempo. El procedimiento con la correa debe ser similar al del collar. 

Cuando superes esta fase, puedes empezar con pequeños paseos por casa para que el resultado definitivo sea más exitoso. No olvides revisar que llevas lo necesario antes de iniciar el paseo (collar, correa fija, bolsa de excrementos y golosinas para reforzar aprendizajes). 

Durante el paseo, debes mantenerte tranquilo/a para poder guiar el paseo. Evita que sea tu cachorro quien lo dirija. Mantén un ritmo calmado y reduce los posibles tirones pausando la marcha. Repite estos hábitos para crear una buena dinámica de paseo. ¡Disfrutad del paseo!

Deja un comentario